cerebro que estalla

mi deseo de escribir y no debo puedo,
no tengo más nada que decir
también sé callar
hablé demasiado, quizás

aquellas horas me envuelven
a posteriori llega todo
miedo
rabia
tristeza
deseo
ni la más mínima percepción
mi cerebro estalla
no puedo dormir

i can´t believe
he vivido mucho, demasiado y quizás nada
el sueño nunca fue parte del juego
no puedo estar en paz, ya no hay divertimento
me levanto
es madrugada, son las cinco
de pronto imperiosa necesidad
asomarme a la ventana de tu ventana
y allí estás
mi cerebro estalla
y mi corazón también
no puedo ver, mundo vidrioso
lo único claro
es el deseo de tenerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.