nadar II

siento nadando como mi cuerpo baila
no sandunga no ballet
sino el ritmo cadencioso de un movimiento unívoco,
chas, chas, chas, aire
vuelo, de pronto se va el pasillo, vuelvo.

en cada brazada es como si quisiera tocar el infinito
estiro, sin esfuerzo, disfrutando la flexibilidad de un movimiento mágico, total
una danza mecánica
no hay música
solo mi cuerpo, mis pensamientos,
y en cada brazada te abrazo a ti.

DSC_1672

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.