Poema largo que no debió comenzar a escribirse

I. Ingenuidad

Fue un cuento de hojas blancas sin fundamento
palabras sin escribir
páginas vacías efímeras
y aquellos ojos intensos llenaban sus pasajes
mirada infantil que regodea sin saberse tiempo
gestos de la nada convertidos en historias
y silvio avisó, …que el mundo propio siempre es el mejor…
no le hago caso, y muero en la ingenuidad de mi sentir

casiopea

II. Inconsciencia

Vivimos hipnotizados del mundo
andamos por él sin tocarlo
cuerpo a un lado
mente al otro
fragmentados
mientras, hipnosis e inconsciente se hacen amantes
pares crueles amarrando heridas profundas
salen a andar tocando fondo
y silvio avisó, …cuidado con lo hallado, qué hago ahora contigo…
no le hago caso, y muero en mi hipnosis abismal

¿dónde pongo lo hallado?

III. Intencionalidad

La ingenuidad y la inconsciencia se unieron
fue un romance pactado de resignación
se alimentaron de lujurias y juegos
pero el sustento esencial fue el ego
ego ingenuo, ego inconsciente, ego intencional
y vallejo avisó, no le hice caso, y morí en la intención fugaz de la ingenuidad
…hay golpes en la vida tan fuertes yo no sé…,
y silvio avisó, no le hice caso, y morí en la voluntad superflua de la inconsciencia
…los amores cobardes no llegan…

óleo de mujer con sombrero

IV. Fin

Y en esta noche oscura
de lluvias con pesares e incertidumbres
entre abrazos de muchos años
me dijiste te extraño
y salté de la ingenuidad, emergí del inconsciente y voltee la intencionalidad
que he estado haciendo sin tí, mi amor,
¿a dónde fui?
y silvio me lo dijo una vez más, ¿a dónde van?

¿a dónde van?

ni un centavo te cuesta este verso, pues mi alma lo paga, y es silvio, una vez más, como siempre será sin culpa, es parte de la finitud.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.